28 d’octubre 2011

Albert von Keller















2 comentaris:

pe-jota ha dit...

Tras informarme un poco es verdad que no parece alemán.

Xim ha dit...

Desprenden una cierta luminosidad vaporosa, y el de la mujer crucificada es muy original, estamos acostumbrados a ver sólo hombres....

bss oToÑaLes