18 d’agost 2012

Konstantino Kavafis, Poemes


 
Si de mi amor no puedo hablar 
-hablar de tus cabellos, de tus labios, de tus ojos -,
sin embargo tu rostro que llevo dentro de mi alma,
el sonido de tu voz en mi cabeza,
los días de febrero en que desperté de mi sueño,
hechos uno con mis palabras, están y dan color
a cada tema que afronto o a cada idea que expreso.  

Vuelve otra vez y tómame,
amada sensación retorna y tómame -
cuando la memoria del cuerpo se despierta,
y un antiguo deseo atraviesa la sangre;
cuando los labios y la piel recuerdan,
cuando las manos sienten que aún  te tocan.
Vuelve otra vez y tómame en la noche,
cuando los labios y la piel recuerdan....
Así

En esta fotografía obscena
vendida (a escondida de miradas) en la calle,
en esta fotografía pornográfica
cómo puede haber una cara tan
maravillosa como la tuya.
Quien sabe la vida fatal, sórdida, que harás;
en qué cruel ambiente
te habrás hecho esa fotografía;
qué espíritu tan vulgar el tuyo.
Mas pese a todo permanece, aún vive en mí aquella cara
maravillosa, esa figura
hecha y ofrecida para el placer griego
-así permaneces para mí y así te canto.
 
 
Imatges Xavier.

2 comentaris:

Javier Arnott Álvarez ha dit...

La verdad es que esta vez me has dejado sin palabras, llevo unos días ausente de este mundo de los blogs y me asomo a tu ventana y me encuentro con este ensueño del deseo. Y me quedo maravillado, no sólo de las imágenes sino también de los versos que las acompañan.

David Hornero ha dit...

Unas fotos muy sugerentes, Xavi, muy sugerentes. ;) Abrazos.