21 de juny 2012

Gérard Rondeau II


Imatges de Notre Dame –de la xarxa

Entrada anterior;

1 comentari:

Javier Arnott Álvarez ha dit...

Puede una escultura tener más vida y significado que un ser animado, este fotógrafo logra demostrarnos que sí.